viernes, 17 de abril de 2009

Comentario sobre LEÑA Y PAPEL (Alejandro Pérez García)

-AÚN TUVE FUERZAS PARA RECOGER AQUELLOS VESTIGIOS DE SU ALMA RONDADORA, DE MI ALMA ALEGRE DE TODA LA VIDA-. Con esta frase, Alejandro Pérez García transmite sentimientos de juventud, unidos a su andadura por el mundo. Leña y Papel, el cuento que da título a su reciente libro publicado, nos muestra a un gran escritor, sensible y capaz de transmitir al lector interés por el contenido de su escritura, en la que las ilusiones, los sueños y los fracasos en la vida forman parte del equipaje de todo ser humano. Por todo ello, invito a comprar este libro a todo aquel que goce con la buena lectura. En sus páginas, encontrarán reflejos de su propia existencia y la sabiduría, plasmada en papel, del buen hacer de mi compañero y amigo Alejandro Pérez García, a quien admiro profundamente y felicito por su gran obra.

Mila Aumente

9 comentarios:

  1. Estimada Mila, he leido tu comentario, generoso, lleno de etiquetas favorables a mi libro. Tú si que eres una gran escritora, que vas creciendo día a día, poco a poco, como se hacen las cosas grandes e importantes. Además, eres una gran persona y amiga de verdad. Gracias.

    Alejandro

    ResponderEliminar
  2. Cada día somos más, bravo Mila...y bravo continuado a Alejandro.

    Port

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Emilio, por estar ahí, por seguir empujando con tu aliento sutil, efiaz y poderoso. Muchos vuelos rasantes, tímidos, gracias a tí y a unos pocos como tú, ondearán como halcones seguros, no se sabe en qué alturas.

    ResponderEliminar
  4. Los amigos se forjan en la juventud, después, con el paso del tiempo, es cada vez más
    difícil anudar los lazos de la amistad.
    Sin embargo no hace mucho en Burujón, un pueblecito de la provincia de Toledo tuve la suerte de conocer a un ramillete de magníficos escritores que desde entonces forman parte
    de ESCRITORES EN RED – ASOCIACIÓN MARQUÉS DE BRADOMÍN, el grupo de escritores que presido, en donde he ido descubriendo su valía como personas.
    El jueves 16 de abril pasamos una tarde maravillosa escuchando a nuestro amigo Alejandro. Yo pensaba escribir unas líneas agradeciendo la velada que nos obsequió, pero nuestra común amiga Mila lo ha hecho tan magistralmente que ya sólo me queda adherirme a sus palabras y felicitar a los dos.
    Un fuerte abrazo de Miguel
    Lo de anónimo lo utilizo por comodidad.

    ResponderEliminar
  5. Eres el caso típico del quiero y no puedo. Más vale que te dediques a otra cosa, Alejandro.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que la gente opine libremente en mi blog, aunque sus comentarios sean negativos. En lo que no estoy de acuerdo es en que, estas personas, omitan su identidad... Como popularmente se dice: "Que tiren la piedra y escondan la mano".

    Mila Aumente

    ResponderEliminar
  7. Un comentario más sobre el anónimo. El comentario si que es de quiero y no puedo. Lamentable porque, ádemás, el autor del mismo demuestra no tener una idea cabal de lo que es un texto literario. Y, sobre todo, demuestra no haber leído el libro. Leña y Papel es un libro extraordinario. Y todo lo que pienso de él y de su autor está expresado en el prólogo, no desde la amistad, sino desde el conocimiento y la valoración crítica. De todas formas, Alejandro, sólo los grandes tienen detractores.
    Así que consíderate incluido en los primeros.
    Y a ti, anónimo, influido quizás por sentimientos que, si lo piensas bien, al primero que te hacen daño es a ti mismo, escribe una nota, aunque sea también anónima, y pide disculpas. Ni Alejandro se merece ese comentario. Ni mucho menos el libro. Alejandro P. Garcia es, precisamente, uno de los más claros ejemplo de escritor de quiero y puedo.
    Lee mejor, y no desde el resentimiento - aunque tuvieras motivos para él - sino desde la esperanza y pensar que, en algún momento, la vida puede darte la oportunidad que mereces. Aunque no lo haya hecho hasta ahora. Casi todo es injusto. Pero una injusticia no se redime con una injusticia mayor. Un saludo.

    Port

    ResponderEliminar
  8. Su amigo Alejandro debe estar, además de agradecido, lleno de gozo con ustedes, Mila y Port. Tener amigos así es todo un lujo. Yo me sentiría orgulloso si alguien me defendiera y librara una batalla por mí con tanta firmeza. El Señor Alejandro, además de sentirse apreciado por ustedes, parece tranquilo, pues no ha entrado en guerra contra el anónimo. Hace bien. Quien no se identifica cuando ofende, no merece ser esuchado. Con cobardes así, el mundo siempre será de los valientes.
    A ustedes, permítanme, un consejo: sigan dejándose querer, porque como dijo Joubert "... los hombres no son justos sino con aquellos a quienes aman".

    J.L. Salmerón

    ResponderEliminar
  9. El anonimo se callo... porque sabe que el/ella, ademas de cobarde, es un real quiero y no puedo... me rio yo de esa gente, que con su fracaso y frustracion pretenden y solo pretenden hundir o rebajar un poco a otros.
    Pero gracias a todo y a todos solo es una persona malquerida y aqui no estamos para juzgar a estas lacras de la sociedad, que bien se ve que haberlas, hailas... Lo que no se es como se introdujo aqui un ser tan indeseado, un quiero y no puedo, que se esconde porque no puede siquiera dar la cara... Yo creo que la envidia le corroe... En fin, un caluroso bravo al autor y un saludo a los amigos que aparecen aqui y le apoyan y a los que le apoyan y no aparecen aqui.
    All the best,
    E.Pinta Corona.

    ResponderEliminar