jueves, 2 de julio de 2009

DERROTA

2 de Julio de 2009

Él se marchó huyendo de un sentimiento indebido. A ella, la buscó de por vida en el recuerdo, incluso en esas largas noches en las que la magia de la memoria acompaña al insomnio. –Fue una huida –le comentó aquel hombre: un pastor caminando al compás de su rebaño entre hierba fresca y aromas de lejanía. Los dos hablaban de ese amor que aprieta la sangre en el corazón, y en un preciso instante se desvanece como van perdiendo sentido los sueños. Dicen que un día murió con la memoria encadenada a su vida. En las cadenas... estaba mi nombre y mi cuerpo desnudo.

Mila Aumente

10 comentarios:

  1. ¡¡¡Ufff!!!
    Me gusta, Mila. Y no sé explicar por qué, ya sabes que yo no soy profesor de literatura, sólo lector.
    Santiago Solano

    ResponderEliminar
  2. Mila!! me encanta!! la memoria, los recuerdos, están entre mis temas preferidos y tú los tratas de una forma encantadora. Ya veo que tenemos alguna cosa en común como em dijiste. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Santiago. No existen respuestas para todo. Me ilusiona saber que a un gran lector y escritor le gusta lo que escribo.
    Un abrazo.
    Mila

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Pilar. Desde que comencé a leerte,de alguna forma, me vi reflejada en ti.Tú escribes con la frescura de la juventud. Y yo, a pesar de haber dejado atrás esa maravillosa etapa de la vida,no he dejado en el camino ninguno de mis sueños.Por cierto,hace tiempo que no puedo entrar en tu blog. ¿Por qué?
    Besitos.
    Mila

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches, Mila. Te debía esta visita, por vocación y educación.

    Te leo con frecuencia, quizá no soy tan capáz como tu de escribir lo que las lecturas me inspiran y opto por guardarlas dentro de mí.

    Pero me gusta leerte: eso es así y por el momento no va a cambiar.

    Gracias por estar cerca.

    ResponderEliminar
  6. Manuel, los comentarios, sinceros, son altruistas. Sin embargo, me alegra mucho que me hayas visitado.
    Un beso.
    Mila.

    ResponderEliminar
  7. PERO QUE BUENO, MILA, QUÉ ESPLENDIDO...M´AS DEJAO TRASPUESTO...Qué preciosidad de texto.
    Qué gran nivel literario estás consiguiendo en tu página. Un brindis por ti, escritora.

    Port

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Emilio. Tu comentario me ha hecho mucha ilusión.
    Besitos.
    Mila

    ResponderEliminar
  9. Miguel Ortega Isla18 de agosto de 2009, 12:15

    Amiga Mila:
    Tu calidad va “increscendo”. Creo que es lo mejor que puedes oír.

    Ya estás en Internet. “Quien no está en Internet no existe”.

    Ahora tienes que publicar un libro. Tener un libro es imprescindible para atravesar muchas puertas. Puedes hacerlo con la editorial donde he editado Atrapados en la Red… de la amistad. No te exige editar muchos ejemplares y la relación calidad – precio es muy buena.

    Por supuesto si en algo puedo ayudarte cuanta conmigo.
    Cordiales saludos Miguel

    ResponderEliminar
  10. Querida Mila

    Por tu autenticidad y valentía, me has inspirado este poema con tus nutrivos relatos:

    La Teleraña, el relato de la boda recordando a tu hijo recien nacido y Derrota.

    Aquí va con mi cariño de regalo este poema:

    Apasionante deseo


    La muerte del placer
    te ha entristecido
    evaporándose los sueños
    donde llora el deseo,
    mordiéndote las penas
    del tiempo indiferente
    encendiéndote el fuego
    entre las sombras,
    donde la nostalgia del alma
    embiste con furia el instinto,
    atando tu vida
    a la tortura del recuerdo,
    donde sólo el paisaje
    de los sueños te consuela.


    -Lazarillo de Tórmes

    ResponderEliminar