jueves, 3 de diciembre de 2009

INVIERNO



A todos los que ninguna lágrima les sea indiferente

Si en cada recoveco del mundo, sólo veo lágrimas envueltas en miseria, palacios enrejados, trajes de firma y corbatas de seda... ¿Dónde habita mi sueño?

Mila Aumente

16 comentarios:

  1. Mila, el otro día comenté en el blog de Emilio que, en general y salvo contadas excepciones, nadie prescinde de lo que cree que le corresponde porque no se para a pensar lo que les corresponde a los demás.

    Ójala pudiera contestarte dónde está tú sueño.
    ¿De qué estariamos dispuestos a prescindir para que fuera realidad?
    Sinceramente creo que la actitud frente a esas desigualdades las tenemos todos, pero ojo, ¡Que no nos toquen nada! Y así nos va.
    Es un placer tu vuelta Mila.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Alicia, llevas razón en todo. Gracias por leer lo que dicta este corazón en constante reflexión y búsqueda. Eres un encanto.

    Un beso.
    Mila

    ResponderEliminar
  3. Hola Mila, tu sueño es pura realidad. Pero mejor miremos a las cosas buenas del mundo que también las hay. Siempre he calculado, y no me preguntéis el porqué, es un razonamiento un tanto superfluo, lo reconozco, que un cincuenta por ciento de la humanidad desearía cambiar el mundo, pero aproximadamente la otra mitad, constituida por seres absolutamente egoistas y que no entienden para nada que cosa es "el otro", se lo impide, de forma violenta si es necesario. Yo, pese a mis limitaciones enormes, me siento dentro de la primera mitad, y si estaría dispuesto a perder algo de lo mío en beneficio de la hunanidad. De hecho lo pierdo todos los meses, como tantísimas otras personas sobre todo de este país (o conjunto de paises con un mismo estado, si lo preferís), el nuestro, cuyos habitantes estan a la cabeza entre los que más aportan económicamente para luchar contra la pobreza, y no me refiero a ningún gobierno en particular, sino a los ciudadanos de a pie. besos.

    ResponderEliminar
  4. Aparte de que tu entrada sea un texto magnífico en la forma...es un texto lleno de emoción y verdad en el contenido. ¿Donde habitan nuestros sueños, Mila?. Habitan en nosotros, en los pasos dados, en los pasos que quedan, habitan en la palabra que otro nos pide y necesita, habitan en la memoria...habitan en el archivo que todos tenemos detrás. No están en lo que no podemos cambiar, porque no es nuestro el Poder, ni el económico ni el político. Tampoco - y esto es más grave en cuánto al supuesto autor de la misma - habitan en la Naturaleza, dura y dificil, con la que hay que luchar a brazo partido para que nos conceda la posibilidad de vivir. Mira, todos los sueños no caben en el espacio pequeño del corazón. Así que es bueno que, con una mirada llena de emoción pero serena, pongamos una pincelada de alegría a nuestro alrededor paa que, al menos, haya menos pesadillas. Y...creo que he visto a uno de tus sueños caminando por nuestro espacio común, está Blogsfera que tanto nos está dando...
    Un beso.

    Port

    ResponderEliminar
  5. Querida Mila, tendremos que buscar tu anhelo en alguna parte. Es posible que ese sueño tuyo duerma en la antítesis de tu búsqueda. Quizá en el mundo llano, sin recovecos, cuajado de bienes, sin lágrimas de miseria; o tal vez en los palacios sin guardianes, con las puertas abiertas, para que los soñadores como tú suban por los adarves a los menesterosos sin nombre ni firma ni rúbrica, y a los que, desnudos, desconocen la existencia de trajes de marca y corbatas de seda, y sufren el ayuno de viandas en sus platos vacíos. A lo mejor ahí habita tu sueño, en el amor a los desfavorecidos para que dejen de serlo.

    Besos.

    Alex

    ResponderEliminar
  6. Antonio, Emilio, Alejandro, gracias por acompañarme en la búsqueda de ese sueño que, a veces, creo sólo existe en mi imaginación. Sucede que,tal vez, mi necedad, torpeza o simplemente perseverancia me hacen no desistir de alcanzarle. Personas como vosotros hacen que me sienta cerca de él.
    Besitos.
    Mila

    ResponderEliminar
  7. Querida Mila, los sueños están en ti, en cada texto por ti impreso, en la consecución de los sueños de los que queremos...Los sueños y la esperanza van de la mano y, muchas veces, no importa ver cumplido el sueño, importa el camino que recorremos y quienes nos acompañan .

    Un beso y no dejes de soñar ¿Qué sería del hombre sin sus sueños?

    ResponderEliminar
  8. Hola Mari Carmen. Tu consejo es muy fácil de seguir. Si dejara de soñar me convertiría en otra persona y no tengo ningún interés en ello.

    Gracias por visitarme, me ha hecho mucha ilusión.

    Un beso,

    Mila

    ResponderEliminar
  9. Mila.
    Para un neofito como yo, la sinceridad y fuerza que transmites me ha dejado perplejo,como poco y mal lector que bien sabes me acusé,no recuerdo desde cuando un relato breve me habia transmitido tanto, del Cavernicola ni me atrevo a opinar;-- estoy por incluirme.---,
    Ojala pudiera trasmitirte con palabras lo que me gusta decir con los pies.
    Y si que hacia frio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola anónimo: Gracias por tu comentario. Lamento que pasaras frio... Y aprovecho la ocasión para desearte Felices Navidades y un 2010 de ilusiones cumplidas.

    Mila

    ResponderEliminar
  11. Mila, una burbuja del cava de la noche del 24 fue por tu salud y otra del mediodía del 25 fue por tus sueños.

    Me llegaron tus buenos deseos a través de Emilio. Él siempre ha sido un fantástico puente de comunicación entre todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Estimada Mila.
    ¿Dónde habita mi sueño?

    Estás, estamos mirando mal, amiga.

    Es verdad que hay lágrimas, y miseria, y palacios con rejas; sí, todo eso.
    Pero también hay dignidad, y amor, de ese que todo lo da y nada pide, que algunos llaman simplemente generosidad.
    Esto último sale poco por la tele, que vemos demasiado.

    Mira, acércate a la bitácora de Rosa y lee su última entrada, y escucha la canción. Te dejo la dirección completa aquí debajo:

    http://rosajimena.blogspot.com/2009/12/va-por-ti.html



    Por ahí, en esa zona. está la habitación de los sueños, una luz que ciega, lleva gafas de sol, y una fortaleza ante la tristeza que abruma.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Querido Santiago: Hace tiempo llegué a la conclusión de que MI SUEÑO no existe. Te aseguro que cuesta mucho aceptar algo así. No obstante, disfruto con los sueños de las personas a las que quiero y sufro si no logran alcanzarlos... Ya sabes, es el día a día el que nos pone en situación y yo procuro disfrutar, cada instante, de la felicidad que la vida me ofrece.

    Un besito

    Mila

    ResponderEliminar
  14. Alicia, gracias por recordarme en tus brindis Navideños. Te deseo un 2010 lleno de momentos felices.

    Un besito,

    Mila

    ResponderEliminar
  15. Mila: los sueños existen. Y también su realización a veces. Lo que parece imposible es la continuidad y la permanencia de esa realización. Lo que si hace falta es que la gente sueñe, que se enfrente a la vida de una forma positiva. Con amistad y generosidad. A mi no me importa si los sueños son más o menos etéreos si, a la hora de soñarlos, existen personas como tú. Eso da vida a esos sueños.
    Ya sabes que te deseo que sigas siendo como eres, pues, para el 2010.

    Port

    ResponderEliminar
  16. Querido Emilio. A estas alturas, ya es muy tarde para cambiar. Me alegra saber que en tus sueños existen personas como yo. Espero no defraudarte nunca y que nuestra amistad sea para siempre.

    Besitos.

    Mila

    ResponderEliminar