jueves, 2 de julio de 2009

DERROTA

2 de Julio de 2009

Él se marchó huyendo de un sentimiento indebido. A ella, la buscó de por vida en el recuerdo, incluso en esas largas noches en las que la magia de la memoria acompaña al insomnio. –Fue una huida –le comentó aquel hombre: un pastor caminando al compás de su rebaño entre hierba fresca y aromas de lejanía. Los dos hablaban de ese amor que aprieta la sangre en el corazón, y en un preciso instante se desvanece como van perdiendo sentido los sueños. Dicen que un día murió con la memoria encadenada a su vida. En las cadenas... estaba mi nombre y mi cuerpo desnudo.

Mila Aumente