lunes, 24 de agosto de 2009

EN AGRADECIMIENTO A SANTIAGO SOLANO, POR SU RELATO : "A LAS ONCE DE LA MAÑANA". (Publicado en su blog)

¡¡Qué sorpresa tan bonita, Santiago!! He hecho un paréntesis en mis vacaciones playeras para ser madrina de la boda de mi hijo Rubén y me encuentro este maravilloso regalo. Lo que escribes de "esa Mila" me ha producido tanta emoción, que estos ojos, siempre delatadores, no han podido controlar las lágrimas. Me encanta cómo describes las tazas, el hule... Y el hormigueo que esa mujer sintió aquel día tan especial.
Aquella tarde, las hormigas voladoras me transportaron a ese mundo donde habita mi otro YO. Y te aseguro, que fue un viaje excepcional.
Muchísimas gracias.
Un fuerte brazo.
Mila