lunes, 22 de noviembre de 2010

DESEOS



Me gustaría tener un huerto para sembrar en él semillas de esperanza. Ser el hada más poderosa y, con mí varita mágica, cambiar el dolor del mundo por sonrisas.
Quisiera encontrar la mano que acariciase las arrugas del tiempo en mi vientre, y volver a sentir la dulce espera de mis hijos.
No pretendo que seas el Romeo de Shakespeare. ¡Quiero vivir! Resolver la fórmula que me lleve al perdón…
Y aquí estoy, a la espera, muriendo lentamente en el intento.

16 comentarios:

  1. Querida Mila: caminar mirando hacia atrás solo nos asegura un enorme batacazo.

    ¿Cómo hacerlo entonces?. No se, la "fábula de los tres caminantes" no aclara este misterio. Pero es seguro que el pasado está muy bien en su sitio.

    Y, otras cosa: si el perdón no anida en nuestro ser más íntimo, creo que lo único adecuado es poner distancia. Cuando una cosa ya no existe en nuestra vida, el hueco de esa herida se cierra. Entonces ya no necesitamos perdonar nada,porque deja de importarnos.

    Un beso muy, muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Querida Mila:

    Tu huerto es tu corazón. Planta en él lo que desees. Porque todo aquello que se plante con amor florece.

    Pero el pasado no debe ser la semilla que riegue rizomas, pues nunca serán nuevos.

    Si existiese esa varita mágica, todos el mundo se te echaría encima. Bueno, yo te la pediría prestada.

    No hay pecado tan grave que no nos deje vivir. El mayor pecado es no ser feliz. Y hay que ir a por ello.

    Aunque no venga a cuento...
    ¿Recuerdas lo que decía León Felipe?
    Cito:
    "Poetas, nunca cantemos / la vida de un mismo pueblo, / ni la flor de un solo huerto. /Que sean todos los pueblos / y todos los huertos nuestros"

    Gracias por regalarnos tu texto, pleno de belleza y sentimientos.

    Besos y abrazos sinceros.
    Tu amiga,
    Cris.

    ResponderEliminar
  3. Querido Manuel: ¡Cuanta sabiduría hay en tus palabras! Sucede que en la vida no es todo ni blanco ni negro. Somos muchos los que nos aferramos a ella intentando hacer la mezcla del color que más nos conviene. Ello puede llevarnos toda la vida, y en ocasiones no conseguirlo jamás. En cualquier caso, lo más importante es sentirnos libres a la hora de elegir.
    Gracias por tu visita y tu amistad.

    Un besito.

    Mila

    ResponderEliminar
  4. Querida Cris: Muchas gracias por tus palabras. Ojalá tuviesemos esa varita mágica para cambiar el mundo. Pero por desgracia sólo existe en los cuentos de hadas. Quizá, por eso, en los momentos de tristeza me refugio en tiempos de felicidad: la infancia, la adolescencia. Me recreo en ellos y escribo textos que, evidentemente, delatan mi estado de ánimo... Soy así ¡qué le voy a hacer!

    Un beso.

    Mila

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Querida Mila, recordar es bueno, pero no debemos mirar el pasado con anhelo. No cualquiera tiempo pasado fue mejor cuando nos queda un futuro por construir y tú, por muchas razones, lo tienes.

    No permitas que el ayer borre el hoy y apague el mañana.

    Continua soñando, persigue los sueños...intenta alcanzarlos mi dulce soñadora.

    Besos y un abrazo muuuuy fuerte

    ResponderEliminar
  7. Decirte que el perdón y la culpa no son gratos compañeros de viaje. Los deseos merecen grandes vuelos.

    Por eso sólo quiero regalarte una bella canción que habla de la desilusión de una forma tan bella como todo lo que nace del vientre de la tierra brasileña.

    Nelken

    http://www.youtube.com/watch?v=Aco1WHkngZk&feature=fvst

    ResponderEliminar
  8. Querida Mari Carmen: Hay un dicho muy popular: "Genio y figura, hasta la sepultura". Creo que no voy a cambiar nunca. Intento vivir intensamente el día a día con todo lo bueno y lo malo que éste me trae. Sin embargo, no puedo evitar (incluso me gusta) recrearme en un pasado más feliz. La infancia y la juventud, salvo excepciones, están llenas de proyectos y sensaciones felices. Ambas cosas, en la madurez, comienzan a escasear. Por eso no creo que sea negativo, siempre de una forma prudente, recurrir al pasado en momentos de bajón... No sé, digo yo. Aunque si te digo la verdad cada vez sé menos de nada...

    Gracias por tus palabras de cariño.

    Un besito.

    Mila

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, Nelken, los deseos debemos perseguirlos hasta el fin del mundo. Y en ello estoy.

    ¡Qué bonita la canción!

    Gracias por todo.

    Besos.

    Mila

    ResponderEliminar
  10. Querida Tia Mila,

    Primero que nada quiero elogiar tan bellos pensamientos que plasmas en este rincón de tu blog. Por lo que puedo apreciar tienes una magia que te hace única, tu particular sensibilidad.!me encanta!.
    También quiero Felicitarte por que hoy es un día excepcional, es el comienzo de otro año más de felicidad, sobretodo para las personas que te queremos de verdad. Por eso hoy quiero decirte que espero que Dios te conceda todos los deseos y anhelos de tu hermoso corazón, que Dios siempre nos bendiga con tu presencia y con el eco de tu voz, que sepas que me siento inmensamente admirada y orgullosa de ti, Eres una excelente madre. Recuerda que lo más importante son los sentimientos y lo que no se pueda comprar.

    Un caluroso abrazo parte costillas,


    Tu Sobrina política Karina Izquierdo

    ResponderEliminar
  11. Querida Mila, solo desearte en este día tan especial para ti, muchas FELICIDADES!!!, un beso muy grande de las niñas de General Pardiñas. Sigue siendo como eres regalandonos tus versos.

    ResponderEliminar
  12. Querida Karina, ¡Qué sorpresa más agradable!... no me la esperaba. Gracias a ti por ser tan buena niña. Yo también me alegro muchísimo de haberte conocido y de que muy pronto formes parte de nuestra familia. Tú también serás una gran madre, no me cabe la menor duda.

    Besitos.

    Mila

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué sorpresa tan agradable, CHICAS DE GENERAL PARDIÑAS! Nunca hubiese imaginado (y tengo mucha imaginación, jajaja) que la comida de ayer fuese una invitación para llegar hasta aquí, dejándome tan gratas palabras.

    Besos para todas.

    Mila

    ResponderEliminar
  14. Estoy muy contenta porque estas comidas que organizáis de vez y cuando han servido para conocernos, y en el poco tiempo que llevo en Madrid, he encontrado buenas personas... espero que sigamos charlando y conociéndonos, porque personas como tu merecen mucho la pena. Muchas felicidades y muchas gracias. Besitos

    ResponderEliminar
  15. Gracias a ti, Carmen. Me alegra saber que te encuentras feliz en mi tierra. Yo también me alegro de haberte conocido y espero seguir teniendo la oportunidad de compartir buenos momentos contigo... La próxima casi la tenemos a las puertas. ¡Qué bien!

    Un besito.

    Mila

    ResponderEliminar
  16. Mila, que bonitas son las palabras que dices.. yo no sé hacerlo como tú, pero te aseguro que me encanta recordar esos momentos en los que planeaba la venida de mis hijas, esos momentos en que esperaba ver sus caritas, y mi alegría era tal que me hacía llorar... la vida, es vida y por eso con el paso de la misma, nos demuestra que nada es como lo soñábamos, pero lo que si queda es eso, nuestra semilla... nuestos hijos, el mayor tesoro que una persona pueda poseer.

    Y siguiendo con tu comentario, la verdad es que nadie espera de nadie que sea Romeo, ni que sea Julieta, pero lo cierto es que nos gustaría que esa persona a la que un día le dimos todo nuestro amor y todas nuestras ilusiones fuera la que nos compredeera y nos hiciera feliz en esta lucha que es nuestra existencia, por desgracia no siempre es así.

    cuídate mucho, espero verte pronto, creo que en mayo tenemos una cita ¿no es así?

    besitos guapa



    Carmen

    ResponderEliminar